sábado, 31 de enero de 2009

Requiescat in pace...


Pasé a tener un diálogo con mi primera inspiración para este trabajo - aquel tronco torcido - y aunque pensé que quizás ya no estaba allí, me lo encontré... y lo único que pensé fue que el torcido no era el árbol, sino aquellos que lanzaron basura a algo que al menos tenía belleza para mí... Bendito homo sapiens...

No hay comentarios:

Publicar un comentario